Diplomatura en Paisaje Sonoro

Actualizado: feb 25

El hombre moderno habita en un entorno acústico muy diferente a su pasado, los sonidos actuales difieren en cantidad, intensidad y calidad; esto ha alertado a muchos investigadores sobre la contaminación acústica, convertido actualmente en un problema mundial. Los estudios del paisaje sonoro se sitúan entre las fronteras de la ciencia, la sociedad y las artes, tratando de unificar temas acerca de la relación del hombre con los sonidos de su entorno y que sucede cuando esos sonidos cambian. Los sonidos son materia no renovables y el hecho de capturarlos y exponerlos, supone alargar su vida útil; generando nuevos espacios vivos y mutantes.


Esta Diplomatura propone nuevas formas de escucha, metodologías que incorporen la dimensión cualitativa de la percepción del espacio acústico, así como crear una conciencia del entorno sonoro que permita construir proyectos que unan a la creación, la investigación y las prácticas transdisciplinares.


TRABAJOS REALIZADOS POR NUESTROS ESTUDIANTES

David Rivera

Estudiante de Artes Visuales

Bogotá - Colombia


Obra: "Autorretrato Sonoro"

Encanto y desencanto No hallarse. Despersonalización, rupturas necesarias para no quedar con la maldición de Hera a Eco. Punto insoportable y necesario. Duda e inversión, búsqueda propia. Reencuentro del encanto en/ por la vida. 


Proyecto Final del Diplomado de Paisaje Sonoro

Parto de una experiencia personal: errar. A partir de esta idea pensé en "24 horas en la vida de un errante". 24 horas, un día que puede ser la concresión de la vida de quien vive errante. Relacionado con la idea de buscar continuamente, y no asentarse. ¿Y qué mejor que errar por los sonidos de una vida, del mundo? Y es una forma diferente a una narración escrita. Este día puede ser parte del diario de un errante. Comienzo con los sonidos del amanecer, las aves, los grillos, la ciudad que despierta, un perro lejano que ladra, acompañados con un sonido rítmico generado por la lluvia. Apertura sonora, búsqueda. Ritmo que aumenta por semitonos (uno por cada hora), acompasados con la tetera, generando tensión que es calmada por un trueno. Agua que se aleja, y da paso a un tranquilo andar, aves, aviones, lejana ciudad. Calma antes de emprender camino errante  sonidos extraños que contrastan con esa calma previa. En los sonidos extraños siento una oscuridad, un abismo o una cueva, pero hay salida, se ve una luz, la que se vive buscando. Rupturas, andar en círculos. Llegan nuevos sonidos. Las rupturas se revierten, se puede recomponer, El trueno regresa a su origen, y la tarde es inversión comlementaria,necesaria del día, la posibilidad de seguir, como la expansión y la contracción de la respiración que permite la continuidad de la vida. La posibilidad de seguir errando, en una búsqueda perpetua. 


Me gustó mucho el diplomado, las experiencias posibles gracias a esto, que en otros circunstancias serían más complicadas, ya que o no estaría en disposición, o no habría alguien con quién compartir esto. Gracias por lo aprendido.

Ricardo Isoza

Músico - Artista

Barranquilla - Colombia


PROYECTO FINAL - Diplomado de Paisaje Sonoro


CAMINOS SONOROS. BARRANQUILLA


Al crecer, ya estaba familiarizado con esos ruidos de carros, motos, transmetros, pitos, máquinas de construcción, aviones,voces de vendedores y parlantes música en los buses y discotecas, bailes y carnavales. Quería creer que de alguna manera la ciudad en su expresión, no solo se manifiesta a través de esos sonidos, sino que también guarda en su interior, una quietud que esconde el silencio maravilloso que está allí para ser descubierto o encontrado cuando se necesite con mucho detalle. 


El resultado, es verídico y si se encuentra y es diverso. De lo que pude descubrir y apreciar están: los atardeceres o amaneceres que nos deleita con los cantos de los pájaros, la maría mulata, los periquitos. También la noche, con las preguntas y respuestas de los grillos y sapitos. Además esta la lluvia, como factor refrescante del calor y enmascaramiento de lo mecánico e industrial. En otras palabras los sonidos revitalizadores de la ciudad son los que Murray Schafer categorizó como sonidos geofonicos y biofonicos como entes de equilibrio en un paisaje sonoro de alta fidelidad en contraste con los de baja fidelidad. Eso se llama Ecología Acústica. Obviamente sin dejar de lado todos los importantes sonidos que los seres humanos hemos creado y producido a través de la historia.


No es de extrañar que nuestros sonidos industriales, tienden a acaparar gran parte del paisaje sonoro urbano. Es un hecho y tratar de ir en contravía puede resultar frustrante al exigir un cambio. Queremos silencio! ¿Quienes? Yo solamente.....y los demás?  No es imposible. ¿tal vez? 


Sin embargo dentro de ese trayecto la labor de uno como profesional o artista comprometido con el paisaje sonoro, es exponer que existen manifestaciones sonoras que se desentienden del lenguaje hablado, musical o cultural  y que se permiten apreciar el mundo y el universo desde su aspecto sublime como una naturaleza misma sin condicionamiento. Así podría llegar a sentirse aquel eje transversal e interdependiente del ser y el cosmos mismo en donde convergen sin destruirse y permiten convivir con ecuanimidad.


Dentro de la obra Caminos sonoros, expongo los sonidos naturales como factor de salida y de llegada. Luego hay un encuentro agresivo y disruptivo con los sonidos humanos que día a día suenan desde muy temprano y mantienen una carga energética chocante que dejan al oyente exhausto y aturdido. No importa su fin ya sea económico, político o cultural. 

Sin embargo la propia exigencia del silencio es el que nos lleva a retornar a los sonidos de alta fidelidad que se encuentran en la naturaleza, en la noche, en la lluvia y para mi es refrescante poder contar con estos cuando me siento en un parque o un recinto de quietud donde pueda apreciarlo. 


Es allí cuando en una parte de la obra pongo en duda de cuáles son esos sitios de quietud. Pues nosotros hemos reemplazado los espacios de silencio y contemplación naturales por las heterotopias de los centros comerciales, los cuales nos encierran y distorsionan la realidad empujandonos a un mundo que se mueve alrededor del consumo donde la noción del tiempo se disuelve. No es chachara, ya que hay veces que un asesor comercial que labora en un centro comercial, en su labor pierde la noción de tiempo y sensibilidad externa. Queda domado, acostumbrado a permanecer en estos espacios durante mucho tiempoy en casos extremos se llega a moldear el concepto comercial u entidad que toca representar con el cuerpo y espíritu propio.


Al finalizar la obra, muestro el aquellos sonidos biofonicos con que empezamos y llegamos el cual nos genera una calma. Es un retorno y encuentro con lo familiar. Mis pasos me llevan otra vez a lo natural, pero son unos pasos pesados, agotados, engarrotados, cansados y sin fuerzas. A cuantos no nos ha ocurrido esto? ¿acaso vale la pena desgastarse tanto por ese poco tiempo que tenemos para retornar al silencio?


Para mi la respuesta es si, vale la pena y mucho. El paisaje sonoro es una herramienta que disponemos para apreciar nuestra realidad desde una atención plena sonora. Varios monjes budistas, reconocen que la quietud es necesaria para el encuentro y diálogo sonoro desde el silencio. Nos permite reconocer el vacío existencial desde la quietud para encontrar la divinidad que reside interiormente. Pero no es posible alcanzarla por los factores de dispersión y distracción.


Mi experiencia es que el camino comienza con la escucha atenta y continua con los paseos sonoros y creación sonora. Aunque la mejor creación sonora es uno mismo que reside en el mundo vibrante interconectados.



Obra: "Autorretrato sonoro"

Mi reflexión parte entre el balance entre los sonidos naturales nocturnos y los sonidos tecnológicos, automóviles, motos, etc. Entre estos, lo natural predomina y me hace pensar que la noche aun se logra identificar hacia la quietud en sonidos tenues. Apesar de los sonidos tecnologicos altos presentes y de los eventos muy distintos del día que están enmarcados por el constante bullicioso y ruido.


1. Creación del Mapa Sonoro a partir de un Paseo Sonoro

2. Grabación del Paisaje Sonoro


Mis reflexiones podría decir que se dividen en dos momentos. El primero es el paseo sonoro y la grabación del paisaje sonoro. El segundo es la composición electroacústica.

En el primer momento destaco muchos eventos y sonidos encontrados en el recorrido. La constante son los sonidos antropofonicos obviamente. Sin embargo a pesar de la abundancia de estos me gustó mucho el poder encontrarme con sonidos naturales y biofonicos los cuales son escasos. Entonces me pude permitir apreciarlo con mayor importancia ya que su apreciación era limitada. En esto destaco los sonidos de los pájaros y los sonidos naturales como el agua donde son encontrados en las fuentes que hay en los parques. Lo cual a mi parecer en si eran como un adorno o decoración. Me permití reflexionar si esto podría ser un buen tema para desarrollar urbanisticamente en cuanto al mayor incentivo de construcción de espacios con sonidos biofonicos y naturales donde tengan mayor relevancia y se destaquen mas, es necesario. Pero ya eso es política.

El segundo momento de la composición, es asumir el reto de querer mostrar algo interesante. Al grabar el paisaje sonoro se crea un discurso el cual va haciendo un recorrido que deja ver en este caso escuchar varios eventos que acontecen y adentrándonos en el lugar y sus vivencias. Es un viaje hacia el imaginario del sector que visualiza el tiempo de aquellos agentes involucrados. A mi interes era destacar el ambiente natural  y en la parte abstracta a mi parecer logra crear una narrativa poetica muy consecuente con mi experiencia.

Sin embargo destaco que lo mas interesante fue la experimentación, pues en el inicio no visualicé como iba a quedar al final. Un resultado totalmente sorpresivo e interesante con los procesos electroacústicos.


MAPA SONORO ZONA PORTAL DEL PRADO BARRANQUILLA

1. Paisaje Sonoro original

2. Obra Abstracta con el paisaje sonoro



Primero quiero agradecer el inmenso esfuerzo a Jorge y Amarilys por su arduo trabajo y fuerte convicción sobre el Arte sonoro, el Paisaje sonoro, Ecología acústica, Filosofía, Poesía y Música y muchas otras disciplinas. Me es claro que este diplomado no fue un simple certificado sino una vivencia, una reflexión, una experiencia de vida que sacude, que envuelve, que resuena, que es un cambio constante, que es investigación, que es estudio, que es perseverancia y un trabajo a desarrollar toda la vida. Además es una búsqueda, un camino. Por otra parte agradezco mucho a todos los profesores que participaron con sus charlas y diálogos, realmente fue gratificante escucharlos y reflexionar sobre sus trabajos. Todavía recuerdo los armónicos que nos dedicó Lloren Barber, imagino que a todos nos impresionó como broche de cierre; aun los mantengo en mi memoria sonora.
Agradezco también a la plataforma ARS SONORUS. Realmente fue un reto estudiar con tanto contenido que publicaron. Es para ir repasando siempre. Una excelente plataforma, la metodología y el acompañamiento me parecieron muy buenos, pues complementa a nivel teórico con buena documentación, asesoría y elementos digitales.
Por último espero seguir vinculado y seguir trabajando en el paisaje sonoro y seguir con el arte sonoro como una forma de vida y de composición, equilibrio y silencio y ruido también.

Daniel Solis

Arquitecto - Músico

San José - Costa Rica


Obra: Construcción abstracta a partir de la grabación de un paisaje sonoro acompañado de su cartografía sonora.


Seleccioné los espacios sonoros más significativos de la grabación en el recorrido y las junte de manera que fuera una especie de síntesis del paseo sonoro que se realizó.







https://soundcloud.com/prismadeer/paseo-sonoro-ejercicio-abstracto/s-TzP30


PROYECTO FINAL


El Proyecto Final consiste en la creación de un Taller Participativo de Paisaje Sonoro en la ciudad de San José - Costa Rica, con el objetivo es recopilar información que generen datos para entender nuestro entorno sonoro. La actividad tiene la intención de generar una escucha atenta y consciente para que los participantes entiendan como suena la ciudad de una manera más crítica. En el taller participaron 12 personas que realizaron una serie de actividades y ejercicios en el sitio.





Este Diplomado de Paisaje Sonoro da todas las bases necesarias para entender el tema, bibliografia amplia, seguimiento continuo y comentarios constantes de parte del profesor. Asignaciones tanto prácticas como teóricas que ayudan a reforzar el material de las clases.