Diplomatura en Arte Sonoro

Actualizado: feb 25


El Arte Sonoro recoge las diferentes prácticas llevadas a cabo por el arte contemporáneo en las últimas décadas, las cuáles todas ellas tienen como elemento común el uso del lenguaje sonoro. Su carácter polisémico y abierto imposibilita una definición tangible. El sonido en el arte como materia y como el artista sonoro lo presenta, es lo que caracteriza en la actualidad el quehacer de los creadores en este campo.


El Arte Sonoro contemplado dentro de estos nuevos repertorios formales, ha puesto de manifiesto las posibilidades expresivas inherentes a la radio, a la instalación sonora, al paisaje sonoro, la poesía sonora entre otros, expandiendo su lenguaje, participando de los mismos criterios estéticos y conceptuales que animan la producción artística en otros dominios de la creación.



Muestra del trabajo final de los estudiantes

Hugo Druetta

Compositor electroacústico, docente e investigador. Santa Fe. Argentina


Proyecto Final de la Diplomatura en Arte Sonoro

SONACIÓN

Para dos bafles personificados y sonoridades sugeridas.

El título es un neologismo con el que se trata de trasladar el significado de la palabra Imaginación, al campo de lo sonoro. Algo así como lograr componer una sonoridad internamente, sin que ésta provenga de alguna fuente externa que la haya producido de manera física. Creación: Hugo Druetta/ Voz: Laura Hormaeche





Reflexiones sobre Sonación

Proyecto final Diplomatura en Arte Sonoro – Hugo Víctor Druetta


El desafío, para el arte contemporáneo, está dado por el hecho de que ahora los medios técnicos sí permiten hacer de modo ‘eficiente’ lo que no podía hacerse antes: del holopoema tridimensional a la simultaneidad interactiva telemática. La pregunta sería entonces: ¿cuál será el resto de inacabamiento que las ‘obras’ exhiban para no obturarse en su puro presente de utopía alcanzada? Claudia Kozak, El tiempo del arte. Ubicuidad y técnica en el siglo XX.


El fragmento transcripto, refleja de alguna manera un pensamiento que me acompañó a lo largo de todo el cursado de la diplomatura. Dicho pensamiento consiste en sentir que muchas de las producciones que se observan en el campo del arte contemporáneo, siguen siendo reverberaciones de ideas anticipadas muchos años atrás. La diferencia radicaría en el hecho de que los avances tecnológicos de los últimos tiempos, posibilitaron progresivamente mayores niveles de optimización en la concreción de ideas que en algunos casos, se adelantaron a su época. La reflexión provocativa de Kozak, me sirvió como incentivo para buscar alternativas que significaran valor agregado para una idea de formulación simple y para nada original, como la que propuse como trabajo final.


De hecho, al comienzo de su libro El sonido, Michel Chion destina varias páginas al análisis del poema Ventanas abiertas, de Víctor Hugo. Este poeta bastante alejado cronológicamente, de las vanguardias de comienzo del siglo XX, enumera una serie de breves enunciaciones con las que configura una escena sonora intensa, rica y cambiante.


El proyecto que propongo como trabajo final, tiene algo de esa poesía de Víctor Hugo, la intención de provocar algún tipo de extrañamiento en el oyente, tomado de las acciones vanguardistas del Siglo XX y el trabajo sobre el material sonoro tanto en sus aspectos semánticos como matéricos, posibilitado por las herramientas digitales de la actualidad.


Comentarios previos:

De la misma manera que a lo largo del cursado de la diplomatura, nos han recomendado llevar un diario de sonidos, en lo personal hace muchos años que llevo un diario de ideas. En este registro, generalmente vuelco bocetos de trabajos que se alejan de mi zona de desempeño habitual.


Para ésta ocasión, me ha resultado útil releer esas páginas en busca de algún esbozo que pudiera ser desarrollado a los efectos de transformarse en un proyecto inscripto en la modalidad de arte sonoro.


Una de las ideas recuperadas consiste en poner en escena, a un par de bafles para que adquieran un fuerte protagonismo, el mismo que habitualmente tratamos de ocultar poniendo el énfasis en lo que se escucha y dando por sentado que esa información sonora nos llega desde “algún lugar”. Esta situación abre el juego a muchas interpretaciones y es ahí en donde surge mi interés.


Para ver Desarrollo de la obra e implementación técnica puede pulsar AQUÍ


Acabo de finalizar el proyecto final del diplomado en Arte Sonoro, cursado en la plataforma Ars Sonorus. Estas dieciséis semanas de trabajo, han significado un gran aporte para mi formación profesional. La calidad y el cuidado en la selección de los materiales de estudio llevada a cabo por Jorge Gómez Aponte y Amarilys Quinteros, generaron un entorno de estudio atractivo, rico y estimulante. En lo personal y debido a que me desempeño en el área docente de la música electroacústica, hace mucho tiempo que estoy en contacto con textos y obras que abordan las técnicas y las estéticas de las artes contemporáneas, no obstante ello, en el diplomado pude abordar desde múltiples y enriquecedoras ópticas, el marco conceptual en el que cobra vida lo que denominamos Arte Sonoro permitiéndome tener una mirada superadora incluso, de aquello que ya conocía. No quiero dejar de destacar uno de los aspectos que considero definitorios de la calidad de esta propuesta educativa y es el compromiso ético – profesional de Jorge y Amarilys. Cada video clase, cada texto, cada encuentro online en directo, pusieron de manifiesto la seriedad con la que se dedican a su destacada tarea de docencia y difusión. Hugo Víctor Druetta Santa Fe, Argentina. Enero de 2020


Ricardo de Armas

Compositor electroacústico, violoncellista y gestor cultural. Bahía Blanca. Argentina


Proyecto Final de la Diplomatura


Es un programa piloto de arte radiofónico, el cual centrará su interés en el arte sonoro, las músicas experimentales y la expansión desde el sonido hacia otros lenguajes estéticos. Una frase del filósofo británico Alan Watts, es justo el título que andaba buscando para este programa. “El sonido de la lluvia no necesita traducción


En este programa, intentaré cuestionarme cual es la relación existente entre el sonido y la

significación. Y para tal fin, presento piezas sonoras propias, las cuales incluyen procedimientos como la cita y la intervenciones a obras del compositor francés Erik Satie y la compositora cubana María Teresa Vera.





Reflexiones sobre el Proyecto Final


A partir de la experiencia de este trabajo final, me cuestiono si el sonido, tiene un nivel de

representación al igual que la palabra y la imagen, y si depende del contexto en el cual está inserto, para adquirir un determinado nivel de semanticidad. Intento encontrar respuestas, a partir de la escucha y la reflexión de los distintos niveles de significación que adquiere el sonido -para el oyente- al utilizar procedimientos como la intervención y la cita. También me cuestiono por que utilizar mecanismos o técnicas que nos invitan a realizar re-lecturas del pasado. Entiendo que al menos algunas respuestas las encontremos en la obra “Post-producción” de Nicolás Bourriaud, para quien el artista actual es un semionauta que traza recorridos originales entre signos preexistentes.


"Los contenidos me parecieron excelentes al igual que el orden de las lecciones. Puntaje sobresaliente en algunos temas como las primeras vanguardias del siglo XX y las escuelas. También encontré un gran nivel en la lección sobre Radioarte y otras expresiones radiofónicas (se nota el amor de Jorge a dicha actividad). Muy bien tratado todo lo referente al paisaje sonoro, la dimensión de la escucha, la cartografía, la grabación y la ecología acústica. Otro punto muy alto del diplomado es todo lo referente a la oralidad, la voz como instrumento, lenguaje verbal y trabajo vocal experimental. Gran perspectiva histórica en todos los temas en general". Ricardo de Armas [extracto de sus reflexiones sobre el diplomado]

Juan Pablo Huizi Clavier

Diseñador Gráfico

Venezuela

OBRA SONORA:

Colisión / 1993. Chávez y Machado/ 2018

Venezuela: dos puntos de vistas, dos personajes de la historia reciente del país. Hugo Chávez y Luis Alberto Machado. Dos visiones que chocan de frente, dos visiones antagónicas e irreconciliables. Colisiones. Una es probablemente el problema, la otra, quizás es la solución. Depende del punto de vista de quien la escucha.

Este es el primero de una serie de documentos sonoros (trabajo en desarrollo), que lo que buscan es mantener fresca la memoria colectiva del venezolano y que ponen el foco en algunos personajes que han influido, para lo bueno y para lo malo, en la historia reciente de Venezuela. Cápsulas sonoras que buscan mantener el recuerdo vivo, que buscan llamar la atención, dar señales de alerta.



"Para mi ha sido todo un placer y un hermoso descubrimiento haber participado en el Diplomado de Arte Sonoro. No sólo porque me ha ayudado a darle un marco teórico al arte sonoro, sino que también me ha ayudado a darle una base bien sólida a un montón de proyectos que quisiera emprender de ahora en adelante. Gracias Amarilys, gracias Jorge por todo el conocimiento transmitido, por toda la paciencia y por todo el buen hacer durante todos estos meses. Sé de lo complicado que es la enseñanza y también sé de la gran cantidad de dedicación y de energía positiva que hay que imprimirle. Ha sido un lujo tenerlos como profes y guías. Gracias. Me despido también enviando un fuerte abrazo a todos mis compañerxs del curso. Ha sido un placer. Gracias eternas y nos encontramos pronto por esos caminos sonoros. Salud . Juan Pablo Huizi. Venezuela

David Santiago Correa

Artista plástico

Colombia

OBRA SONORA:

Lluvia / 2018

La lluvia viene del cosmos, esta elaborada, tejida y se precipita en la conjunción de cada gota, nace de la llegada del agua, que va al suelo y se vuelve río y se vuelve mar y se vuelve nube, y cae otra vez al suelo, y en una de esas aguas nacieron animales y plantas y dicen las abuelas nació una rara especie, que en acertada o quizás no, determinación decide autodenominarse humanidad; y nació del agua y esta hecha de agua, internamente, dicen que venía en un meteorito de algún lugar más allá de la vista, en una gran roca en forma de agua congelada la vida venia. Y un sabio de esos que se llaman humanos estudió y estudió y se desveló y se aventuró a decir que al nacer un bebé de humano está hecho de agua en tanto porcentaje, y al envejecer se va deshidratando y por eso se queda arrugadito, y dice el sabio igual, que corren ríos de agua roja por su cuerpo, el de los humanos y que ese mar interno vibra, y se choca y se acaricia y se llama en cada cuerpo, y entonces se convierte en una suerte de instrumento, un instrumento, que alguna pensadora filósofa y bruja de estos humanos lo clasificó como "idiófono" que suena por la vibración de su cuerpo, así como los tambores suenan al percutirlos, la guitarra al rascarla, este cuerpo suena al compas de sus vibraciones y de las emociones que lo envuelven que brotan de este cuerpo, y los cuerpos de humano se encuentran y vibran y crujen y se abrazan, y se pelean, y suenan, y se divierten, y bailan, y suenan otra vez y en el pacífico de algún país inventado por estas criaturas, buscando recordar ese sonido del mar se inventaron el guasá, que le estudiaron y lo denominaron un instrumento musical "idiófono" , que suena con la vibración de su cuerpo, y así como le ponen nombre a lo que se inventan y a lo que los rodea, recurrieron a la palabra y el agua se convirtió en palabra y así se usaba para encontrarse, para llamarse, para preguntarse, y se hizo chasquidos, y se hizo sonido y como las ballenas y los delfines preguntaban con chasquidos y se divertían preguntándose, encontrándose, hacían travesuras y a la travesura le dicen, hacer o estar de guasa, y se la pasaban guasapiando, decían, así fue como guasapiando, vibrando, gota a gota, se convirtieron los humanos estos en lluvia con la ilusión de volver al cosmos.


La labor en el trabajo final, aparece en la decisión de inclinarme, por la acción como camino, en búsqueda de lograr hacer, lluvia, de que la acción acompañada por la travesura, me permita encontrarme y resonar y vibrar, con otr@s, cada chasquido se hace gota para así mismo fundirse en un "diluvio universal" .

"Graciaszz, maestro Jorge, maestra Amarilys, con cariño les escribo. Admiro y respeto a los colegas del diplomado, a la distancia del teclado, escuchando cada tecla, repasando el diplomado, las ponencias, las lecturas, algunas angustias, digo graciasz otra vez; el diplomado te da la sensación de que hay por hacer, que la barrera de los miedos, está para ponerse de lado y que la curiosidad se hace necesaria para escuchar, para buscar, las sonoridades y a quienes se deleitan en ellas. Ahora resulto igual queriendo y respetando a quienes buscan con afán eso que llaman silencio, feliz de caminar en su compañía,, abrazzotote,, y en sintonía}}}}" David Santiago Correa. Colombia

Juan Camilo Albarracín

Ingeniero de sonido

Colombia

OBRA SONORA:

Bogotá a varias voces / 2018

Este trabajo consistió en la grabación del paisaje sonoro bogotano durante la hora pico de tráfico en la ciudad. Posteriormente, 4 personas (incluyéndome) realizamos un ejercicio de escucha activa con el material sonoro registrado (sin ningún tipo de soporte de imagen). Después de esta escucha activa, los participantes con nuestra voz sintetizamos los sonidos escuchados en este paisaje sonoro. Existen una serie de aspectos técnicos que aportan a la conceptualización de la obra, el primero es el uso de una grabadora de cinta cassette para el registro de la locación. Lo anterior porque, al considerar este paisaje sonoro como Lo-Fi, me pareció pertinente que el soporte donde este fuera grabado estuviera técnicamente catalogado de la misma manera, lo cual dio una sonoridad propia a la grabación. El segundo aspecto tiene que ver con el posicionamiento de los micrófonos para grabar las voces, pues evidencié que muchos de los sonidos realizados por los participantes eran de naturaleza nasal, motivo por el cual se ubiqué un transductor apuntando a esta zona.

Por otra parte, luego de la grabación de las voces, encontré que era posible con ellas crear patrones rítmicos que evocaran el movimiento de la ciudad, por momentos fluidos, en otros atascado y monótono. Como resultado de esto creé una secuencia con las voces y la monté sobre el paisaje sonoro (utilizando recursos como loops, samplers y otros procesadores), de manera que se complementaran, pues uno estaba inspirado en el movimiento y caos del otro.

"En cuanto al trabajo final y el diplomado, no me cabe duda de que tomar conciencia del universo sonoro en el que estamos inmersos te cambia la manera en que se percibe el mundo. Ahora bien, si esa sonosfera se vuelve la materia de trabajo, existe todo un universo por explorar escuchando. Por esta razón, destaco de este diplomado, sobre todo, el hecho de que no siempre el sonido debe ir ligado a una imagen o secuencia musical para ser desarrollado, sino que el sonido en sí mismo puede ser materia creadora de nuevas expresiones y narraciones que nos pueden sacudir de la contaminación a la que estamos expuestos a diario. Gracias profesores y compañeros, espero que este diplomado no sea la única oportunidad que tengamos para compartir y en un futuro nos encontremos". Juan Camilo Albarracín. Colombia






#diplomado #formación #sonido